Las armas: la asignatura pendiente de Estados Unidos

La tarde del viernes todos nos estremecimos por el tiroteo llevado a cabo por un chico de 20 años en un colegio de Connecticut, Estados Unidos. El resultado: veintisiete personas muertas, veinte de ellos niños. El autor de los hechos acabó suicidándose; su madre, que era profesora del colegio donde ocurrió el tiroteo, también falleció y su padre apareció muerto en su propia casa. Lo ocurrido es una tragedia que ha destrozado familias y conmovido al país y al mundo entero.

No es la primera vez que ocurre un tiroteo de estas características en Estados Unidos y pocos creemos que deje de cesar este tipo de violencia si no se aplica con urgencia una ley que regule de forma más restrictiva la posesión de armas. Como es algo que ocurre desgraciadamente cada cierto tiempo en el país norteamericano tendríamos que preguntarnos por qué ocurren este tipo de desgracias. Qué lleva a los autores de estos crímenes a cometer tales atrocidades y qué hay que hacer para que cesen estos tiroteos en colegios, institutos y universidades son dos preguntas clave en este tema.

El presidente Obama ha dado una rueda de prensa tras el suceso  aparentemente emocionado y secándose las lágrimas. Ha destacado que haya tantos niños entre los fallecidos y ha afirmado que hay que tomar las medidas que sean necesarias para que no se vuelvan a repetir este tipo de desgracias. Pero parece ser que tras los muchos tiroteos que ha habido ya en Estados Unidos, todos se lamentan y luego no se hace nada por evitar que vuelva a pasar, hasta que vuelve a pasar.

Si Obama de verdad está preocupado porque ocurran estos crímenes tomará medidas, pero hasta el momento en Estados Unidos eso es lo que ha pasado, que se ha mostrado mucha preocupación pero nada más. Y si a Obama le importase de verdad su nación y no los votos, modificaría la ley para restringir el uso de armas, y así su país dejaría de ser el país desarrollado más violento, por muy impopular que fuese entre los ciudadanos la decisión.

Una sociedad donde la posesión de armas es algo común es una muestra de lo débil que en realidad esa sociedad es. ¿De verdad es necesario que los ciudadanos tengan que tener armas en sus casas para sentirse protegidos?, porque si es así existe un problema de seguridad grave que hay que solucionar. O puede que no sea un problema de seguridad, sino que simplemente la mentalidad de ese país haga que los ciudadanos vean normal tener armas.

Sea cual sea el motivo, lo que está claro es que la necesidad de que los ciudadanos tengan armas es síntoma de que algo está funcionando mal en ese país. Esa gente, tiene que sentirse insegura, desprotegida y débil, y por lo tanto ven el tener una pistola la solución a esa sensación de indefensión. De esta forma, habría que reflexionar si esto se debe a un problema de seguridad en Estados Unidos o a una mentalidad general que aprueba la posesión de armas. Si es lo segundo, es el gobierno el que tiene que aplicar leyes para dificultar el acceso a estas. Puede que no sea muy bien recibido por algunos ciudadanos pero a la larga será lo mejor si no quieren que se vuelva a repetir algo parecido a lo que pasó ayer en Connecticut.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s