Siria, un país al límite

El día a día en Siría. Montones de cadáveres tras la matanza de Houla

Hace aproximadamente un mes quise escribir sobre la situación que está viviendo Siria. Buscando, encontré que desde que empezó el conflicto (ya hace más de un año), los muertos ya sobrepasaban los 7000. Hoy ya son más de 10.000. Creo que estas cifras ya hablan por sí solas y que nos ayuda a hacernos una idea de la extrema situación que está viviendo el país.
Podemos analizar, describir y denunciar la masacre que se está cobrando la vida de una enorme cantidad de personas en Siria, pero lo importante ahora es actuar. La ONU ya ha explicado que la situación del país. Es insostenible y lo peor es que no parece que esta situación vaya a acabar pronto. Mientras parece que los políticos de occidente deciden mirar a otro lado, seguramente porque hay muchos intereses económicos en juego, la ONU ha decidido enviar soldados a Siria, sin embargo tanto Ban Ki-moon como Kofi Annan han reconocido que todo intento de solucionar el problema han fracasado, debido a la fuerte represión que el régimen de Bashar Al-Assad ejerce no solo sobre el pueblo sirio, sino también sobre toda intervención extranjera, incluyendo periodistas y ayuda humanitaria.
Ante esto, la única alternativa que queda es la de una intervención por parte de la comunidad internacional que consiga hacer caer el régimen y que intente instaurar de alguna manera una democracia en la que sean los sirios los que hablen y decidan. Uno de los problemas que impide una rápida intervención es la negativa de China y Rusia, que no se atreven a condenar las matanzas que lleva a cabo el régimen. Una vez más y por muy triste que sea, nos hemos acostumbrado a ver en la televisión los cadáveres de hombres, mujeres y niños tirados en las carreteras y empapados de sangre, y para colmo, la necesaria labor que intentan hacer allí las ONG es impedida por el ejército.
En Siria, nadie se hace responsable de estos ataques. Por una parte, la oposición al régimen se encarga de denunciar los ataques y acusa directamente al gobierno de las matanzas. Por su parte el régimen desmiente estas acusaciones y asegura que son grupos terroristas ajenos al régimen los responsables. Y así es como matanza tras matanza, sin que haya oficialmente responsables y sin que desde el extranjero haya intervención de ningún tipo debido a la represión que ejerce Al-Assad y a la falta de consenso en la comunidad internacional; siguen muriendo inocentes cuyos cadáveres yacen en asfalto y luego son expuestos en nuestros televisores.
Nosotros poco podemos hacer si nuestros gobernantes no dan el paso, porque si no hay una intervención ya, la situación puede empeorar mucho más. Hay que tener en cuenta que el entorno de Siria siempre ha sido muy delicado y expuesto a muchos conflictos a lo largo de la historia, por lo que el riesgo de que se extiendan las masacres no deja de estar ahí. Exigimos una actuación rápida que termine con esté régimen de sangre y horror que nunca debió de ser apoyado, porque es así, al igual que regímenes como el de Libia, nosotros y los demás países occidentales fuimos colegas de esos dictadores que luego han resultado ser asesinos.
Para terminar, os dejo aquí este artículo de eldiario.es sobre la manipulación que ejerce la televisión pública de Siria cuando habla de los atentados.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s