Apariencia en las redes sociales

Las redes sociales son cada vez más usadas por todos nosotros, desde los más jóvenes hasta los más mayores. Supone un medio de fácil comunicación entre personas que pueden estar a miles de kilómetros de distancia con las que podemos comunicarnos o compartir intereses, aficiones o curiosidades. Las redes sociales como Twitter o Facebook han supuesto, sin duda, un importante avance en lo que a comunicación virtual se refiere. Más que avance, toda una revolución. Pero a veces el deseo de comunicación se convierte en una obsesión, en una necesidad de mostrar toda nuestra vida de manera pública.

Las redes sociales hoy por hoy se han convertido en las causantes de nuestra pérdida de privacidad, sobretodo entre los más jóvenes, que exponemos todo (o casi todo) lo que hacemos a la vista de todos. ¿De verdad es necesario decirle al mundo que hacemos en cada momento?. Ya no se trata de seguridad, se trata de intimidad, intimidad que nos ha sido arrebatada gracias a estas redes. Solo hay que pasearse por redes como Tuenti. A veces prima la necesidad de contar que estamos haciendo al simple hecho de disfrutar con lo que hacemos. Es como el fumador que depende del tabaco. Las redes sociales nos han convertido en auténticos esclavos de nosotros mismos.
Por supuesto no estoy en contra de las redes sociales, soy el primero que las uso y que gracias a ellas puedo descubrir varias cosas. Pero sí estoy en contra del uso que a veces muchos hacen (o hacemos) de ellas. No creo que sea necesario demostrarle al mundo lo felices que supuestamente somos, y el hecho de tener supuestamente un hueco en la sociedad. Las redes sociales pobladas por jóvenes están llenas de hipocresía y apariencia en las que solo se busca el aumentar el número de amistades con ese único fin, tener muchas amistades, olvidando el verdadero sentido de lo que una amistad supone. Es lamentable, sí, pero en el fondo cada uno es libre y cada uno sabrá si en realidad es feliz o no perdiendo la poca personalidad que les queda en una red social. No hay que creer todo lo que vemos en esas páginas ni tampoco creer que vamos a ser más felices aparentando felicidad.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s