O ellos cambian o nosotros actuamos

El futuro no se puede adivinar, por mucho que se empeñen algunos, pero si se puede predecir. O calcular. Nunca se ha sabido lo que nos deparará el futuro, siempre suceden acontecimientos impredecibles que lo acaban alterando. Nunca se ha tenido certeza de lo que pasará el día de mañana, es una incertidumbre constante, y eso, en cierto modo, forma parte de lo que nos toca vivir. Lo malo es cuando se sigue un camino que no parece tener fin, cuando se toman decisiones a muy corto plazo y cuando no sabemos que rumbo tomamos. Ahí todo se desploma. Mirémonos ahora. Parece que todo está hecho y que nos importa muy poco lo que pueda suceder. Nos hemos convertido en seres totalmente egoístas, tanto nosotros, los que están por encima y los que están por debajo.


Apliquemos esto al sistema por el que nos regimos. Vivimos en estos tiempos en una incertidumbre enorme que solo hace crear confusión y miedo. La crisis económica que atravesamos, sobre todo en España, nos ha hecho estar en un país sin rumbo, sin dirección. Miremos a nuestros gobernantes, los actuales y los anteriores. Todos buscan su propio bien. Da igual que esto sea una democracia. Entre todos nos han llevado a un país que parece retroceder a pasos agigantados, en lo social, en lo económico y en todos los campos. Tal vez nosotros, que tanto nos quejamos, tengamos culpa de ello, porque somos nosotros los que les elegimos, los que decidimos quien debe gobernarnos. Es una elección con resignación. Dejando a un lado que el sistema electoral pueda ser justo o no, que no lo es, es bien sabido que culpa de que estemos así la tenemos en cierta parte nosotros, que nos dejamos llevar por ideologías totalmente manipuladas por los políticos al meter nuestro voto en la urna. Manipuladas porque ellos se encargan de mover las bases de las ideologías a su antojo, cosa que nosotros aceptamos y acabamos apoyando sin ningún criterio. Así es como nos convertimos en ciudadanos sin opinión personal, sin criterio propio. Nos convertimos en un rebaño de masas que sigue a políticos totalmente ineptos, corruptos e interesados no precisamente en el bien común. Ni tú ni yo nos salvamos. Inconscientemente vamos perdiendo valores día tras día mientras otros nuevos se nos imponen sobre nosotros. 


Hasta que nos damos cuenta y nos rebelamos. Este es el problema, puede que nos hayamos dado cuenta, pero lo dejamos pasar, nos olvidamos de ello y al final seguimos siendo ovejas o más bien robots. El no rebelarse contra un sistema injusto y unos políticos manipuladores que nos engañan en nuestra cara crea la resignación presente en todos nosotros, y al final crea incapacidad de los ciudadanos de cambiar las cosas, cosa que es aprovechada por los políticos para gobernar como quieren ellos.


Miremos ejemplos. Todos sabemos, mejor o peor, como se organizó esta crisis económica. Factores externos, errores de gestión internos… ¿qué más da?, al final son todos culpables. ¿O lo somos nosotros?. Miremos durante la legislatura del PP de Aznar. España era la envidia mundial, se la denominaba como el milagro económico. ¿A qué se debió este milagro?, básicamente a la construcción, a la construcción ilimitada de viviendas. En aquel entonces todo era perfecto, todo el mundo, o casi todo el mundo tenía trabajo, “tenía” poder adquisitivo, “tenía” propiedades… Era un modelo económico insostenible que nadie quería reconocer ya que a todos le iba bien. Pongo tenía entre comillas ya que en realidad, aunque creíamos que esas propiedades y bienes eran nuestros, en realidad, todo era prestado por los bancos, tema que daría para otra entrada aparte. Nunca fuimos ricos como pensábamos.


Luego vino la etapa del PSOE con Zapatero. El modelo económico de construcción y turismo seguía vigente, y España seguía siendo el milagro económico. Pero todo se desvaneció y estalló. La crisis que vino de Estados Unidos más un modelo económico en España inviable produjo en 2007 un agujero del que aún no hemos podido salir, y del que probablemente no salgamos pronto. 


¿Qué se quiere decir con todo esto?. Pues que todos nos engañaron. No hubo milagro económico, el PP hizo una España que no podía sostener y a pesar de eso, este partido sigue alardeando de la cantidad de puestos de trabajo que consiguieron crear y echando en cara al PSOE de la cantidad de puestos de trabajo que se destruyeron, como si ellos no tuvieran ninguna responsabilidad. Por su parte el PSOE recibió ese modelo que ahora tanto critica, y ¿lo intentó frenar?. Pues no, siguió adelante con él hasta que estalló. La crisis global, la crisis española y la mala y desorganizada gestión que hizo Zapatero hundió más al país. Un país que pasó de ser el milagro español a estar casi en la ruina. En definitiva, todos nos han mentido, y aún hoy pretenden que sigamos creyendo en sus mentiras. Pese a eso, la mayoría de nosotros seguimos votándoles, unos con resignación, y otros por un fanatismo horrible e incompresible.


Ahora, que estamos en un hoyo muy profundo tenemos que abrir los ojos. De momento, movimientos como el 15-M están consiguiendo que esto cambie y que la gente reflexione sobre si tenemos un sistema viable a largo plazo, donde los ciudadanos votan a políticos mentirosos. Esto es básico, los políticos nos representan, les pagamos, les elegimos, ¿cómo es posible que nos gobiernen de esta manera, llena de mentiras, mala gestión, manipulación y corrupción?. No lo deberíamos consentir. Quejarse está muy bien, pero somos nosotros los que tenemos que actuar de un momento a otro, porque cada vez está más claro que su actitud no va a cambiar. Así que pensemos en nuestro futuro ¿queremos seguir con un sistema como este?. Sino actúan ellos, actuaremos nosotros, y no pueden pedir que se cree confianza en este país cuando ni los propios ciudadanos tienen confianza en sus gobernantes. Y me gustaría saber si los propios políticos tienen confianza en ellos mismos…

Anuncios

2 Respuestas a “O ellos cambian o nosotros actuamos

  1. Mucha razón en lo que dices, desgraciadamente, creo que pasará mucho tiempo hasta que la gente de rebele de verdad. El 15-M es más un aperitivo o un anticipo de lo que podría llegar a pasar. Lo que está claro, es que el sistema así no puede continuar, engañando a los ciudadanos como si de idiotas se tratasen.

  2. Estoy TOTALMENTE de acuerdo, al igual que la inmensa mayoría de la población. Esto está empezando ya a hervir a la gente, y en un momento u otro va a haber una explosión…El modo en el que nos están tratando, como si fuésemos corderitos, es insostenible…y confío en que haya una rebelión verdadera, en la que el propio sistema y sus gobernantes tiemblen de verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s