Archivo mensual: mayo 2012

Apariencia en las redes sociales

Las redes sociales son cada vez más usadas por todos nosotros, desde los más jóvenes hasta los más mayores. Supone un medio de fácil comunicación entre personas que pueden estar a miles de kilómetros de distancia con las que podemos comunicarnos o compartir intereses, aficiones o curiosidades. Las redes sociales como Twitter o Facebook han supuesto, sin duda, un importante avance en lo que a comunicación virtual se refiere. Más que avance, toda una revolución. Pero a veces el deseo de comunicación se convierte en una obsesión, en una necesidad de mostrar toda nuestra vida de manera pública.

Anuncios

O ellos cambian o nosotros actuamos

El futuro no se puede adivinar, por mucho que se empeñen algunos, pero si se puede predecir. O calcular. Nunca se ha sabido lo que nos deparará el futuro, siempre suceden acontecimientos impredecibles que lo acaban alterando. Nunca se ha tenido certeza de lo que pasará el día de mañana, es una incertidumbre constante, y eso, en cierto modo, forma parte de lo que nos toca vivir. Lo malo es cuando se sigue un camino que no parece tener fin, cuando se toman decisiones a muy corto plazo y cuando no sabemos que rumbo tomamos. Ahí todo se desploma. Mirémonos ahora. Parece que todo está hecho y que nos importa muy poco lo que pueda suceder. Nos hemos convertido en seres totalmente egoístas, tanto nosotros, los que están por encima y los que están por debajo.


Apliquemos esto al sistema por el que nos regimos. Vivimos en estos tiempos en una incertidumbre enorme que solo hace crear confusión y miedo. La crisis económica que atravesamos, sobre todo en España, nos ha hecho estar en un país sin rumbo, sin dirección. Miremos a nuestros gobernantes, los actuales y los anteriores. Todos buscan su propio bien. Da igual que esto sea una democracia. Entre todos nos han llevado a un país que parece retroceder a pasos agigantados, en lo social, en lo económico y en todos los campos. Tal vez nosotros, que tanto nos quejamos, tengamos culpa de ello, porque somos nosotros los que les elegimos, los que decidimos quien debe gobernarnos. Es una elección con resignación. Sigue leyendo