Campaña

A menos de un mes para las elecciones, comenzamos a ver eso que tanto le gusta a un servidor. Los mítines, la pegada de carteles, las promesas que luego no se cumplirán, las encuestas y el tiempo de reflexión. ¿Acaso no es genial?, yo creo que sí. A los que nos gusta la política, aunque no seamos expertos en ello, nos gusta ver a los candidatos (que no solo son dos, insisto, hay vida más allá de Alfredo y Mariano) dando esos discursos, cuyos oradores carecen de carisma en la gran mayoría de los casos, mientras se ven rodeados de afiliados que jadean tras gritar el nombre de sus héroes (pocas heroínas hay por el momento).

La campaña electoral puede parecer apasionante leyendo solo ese primer párrafo; puede que para algunos lo sea, sin embargo no todo es de color de rosa como muy bien sabemos. El afán de poder y otros intereses siempre han sido el lado oscuro de la politica. Mentir, incumplir lo prometido o no mirar por el bienestar del ciudadano se han convertido en algo cotidiano dentro de la política. Dos de los tres partidos que han gobernado (de UCD no sé nada) nos lo han demostrado, tratándonos a los votantes como imbéciles en todos los aspectos. Sólo saben echar por tierra al rival, los que están en el gobierno, ahora con el “gran Rubalcaba” pretenden dar una vuelta a las encuestas, cosa que es imposible, y el partido principal de la oposición se beneficia de la crisis presente en nuestro país, con un líder al que le falta credibilidad y talante. El PPSOE se ha convertido en la basura política de nuestro país, de la cual nosotros somos los causantes. Este bipartidismo tan claro en la actualidad hace imposible el despegue de muchos partidos minoritarios, y que ideas frescas entren en el parlamento. Nuestro sistema electoral actual no nos vale, es necesario modificarlo, y por mucha modificación que haya, la mentalidad española sigue estancada en el bipartidismo clásico, por lo que es difícil cambiar esta situación.
Pero volviendo al tema de la campaña, resulta peculiar como los políticos nos recuerdan sus logros propios y las ruinas que provoca o puede provocar el otro. De repente se ponen las pilas y empiezan a anunciar leyes y empiezan a ponerse manos a la obra para acaparar todos los votos posibles. Nos vuelven a tratar como imbéciles, como si pretendiesen hacer el trabajo de 4 años en solo 1 mes. Esto lo hacen ambos partidos. Sí, a esos que votamos nosotros. El del caso Faisán y el del caso Gürtel. El que está desgastado por la situación del país y el que tiene un líder débil y con poca autoridad en su propio partido. El que recorta en educación en sus comunidades y el que arrastra un millón más de parados cada año.
Pero, afortunadamente, estamos viendo multitud de partidos que aunque no han llegado nunca al poder en ninguna administración, pelean (como dice ahora el lema del PSOE) por lograr una representación parlamentaria, desafiando a la injusta ley electoral. Aun así, creo que tendrán que pasar unos cuantos años para que la forma del Congreso sea modificada, y consiga entrar una tercera fuerza política.
¿Y qué haremos cuando acabe la campaña?. Pues podemos estar en uno de los siguientes tres grupos: tendremos decidido nuestro voto y no cambiará, seguimos indecisos por lo que miraremos distintos programas de partidos o el tercer grupo, cada vez más mayoritario: pasamos de las elecciones bien por ignorancia, bien por que estamos hartos de los políticos.
Por el momento sigamos empapándonos de discursos, programas y debates. Por cierto, habrá un único debate que costará medio millón de euros, y en el que solo estarán presentes los líderes de los grandes partidos. ¿Es esto justo?. Opinad vosotros mismos si no sería más correcto que en el debate viésemos a más líderes. Yo no tengo claro mi voto aún, aunque como se podrá deducir, no será ni al PP ni al PSOE. Optaré por un partido minoritario (ya que el voto en blanco en España no sirve para nada) que se ajuste a mi ideología, y trataré de no conformarme con ninguno de esos dos citados anteriormente.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s